Los cinco países con mejores sistemas de pensiones del mundo

El único país no europeo que entra en el ranking es Australia, que tiene un sistema similar al chileno.

El domingo pasado más de 700 mil personas marcharon en todo Chile bajo el lema “No + AFP”, para pedir un cambio en el sistema de pensiones de nuestro país.

El Melbourne Mercer Global Pension Index, estudia los sistemas de pensiones alrededor del mundo y establece un ranking. Acá te explicamos el sistema que utilizan los cinco países que fueron mejor calificados en 2015, de los cuales la mayoría son europeos.

El único países de otro continente es Australia, que al igual que Chile, utiliza un sistema de capitalización individual, pero con variaciones que aseguran pensiones de un mínimo de mil dólares.

1. DINAMARCA

El sistema de pensiones danés, se basa en una pensión pública que es complementada por una pensión privada. La pública básica asciende a un máximo del 17% del salario medio y sólo puede accederse a ella a los 67 años y tras haber cotizado durante 40.

El resto de la pensión procede de fondos privados, como el ATP de contribución obligatoria, y otros voluntarios. El resto de la pensión danesa procede de fondos privados (el ATP, de contribución obligatoria, y otros voluntarios). Sólo aquellas personas con insuficiente pensión privada ven complementada la pública básica.

2. HOLANDA

El sistema holandés se divide en dos partes. Una es la pensión pública básica, que corresponde a un monto igual al sueldo mínimo de ese país, que actualmente es de 1.500 euros, lo que equivale a alrededor de un millón de pesos.

La pensión es accesible para todos los trabajadores del país a partir de los 65 años y en 2021 a partir de los 67. No se puede mejorar trabajando más allá de esa edad. El gobierno holandés aprobó una reforma para que la edad de jubilación se ajuste a las variaciones de esperanza de vida del país.

La segunda parte es de carácter voluntario y de naturaleza privada. Las entidades financieras y aseguradoras del país ofrecen planes de pensiones a los que las empresas y trabajadores pueden acogerse. Hay planes conservadores y otros de mayor riesgo.

3. AUSTRALIA

Australia tiene un sistema de capitalización individual al igual que Chile, pero con algunas variaciones que aseguran mejores pensiones. Los empleadores cotizan el 9% de sus sueldos, a lo que se suman aportes voluntarios de los beneficiarios y un fondo de seguridad que pone el Estado.

Este último asegura que los ingresos de los jubilados no sean menores a los que habrían recibido en el sistema Estatal que había en Australia antes de la creación del sistema actual, conocido como “Super”. Esto asegura pensiones de un mínimo de mil dólares mensuales.

El sistema de aportes del Estado para cada individuo, consiste en que el gobierno le entrega un premio a los empleados de bajos ingresos que hicieran contribuciones a sus fondos. El aporte es de 1 dólar por 1 dólare con un tope de mil dólares por persona.

Otra diferencia con el sistema chileno, es que existen muchas administradoras de fondos de pensiones. Hay alrededores de 500 mil entidades que cumplen esa función.

4. SUIZA

El sistema suizo tiene tres pilares.

– Pensiones básicas estatales:

Son obligatorias para los mayores de 20 años que trabajen, por cuenta propia o ajena, o que estén desempleados. Las contribuciones se dividen a partes iguales entre la empresa y el trabajador y se deducen directamente del sueldo. Las contribuciones básicas corresponden al 10,1%.

La pensión se calcula en función de la media de ingresos y del número de años que la persona ha contribuido al sistema. Los ingresos suman el total de rentas percibidas más las prestaciones recibidas por hijos. Si no has contribuido al sistema durante todo el período, puedes beneficiarte de la parte proporcional de lo que hayas contribuido.

La pensión se recibe en su totalidad cuando la persona ha contribuido durante todo el período, es decir, ha contribuido al sistema el mismo número de años que otros que han nacido en su mismo año.

– Fondos de pensiones de las empresas:

Todos los empleados con unas rentas anuales de entre 16 millones y 49 millones de pesos, tienen que contribuir a este plan. El plan puede ser gestionado por el fondo de pensiones de una empresa, un fondo estatal o un fondo privado. Las contribuciones aumentan con la edad y en el año 2004 suponían entre el 7% y el 18% del sueldo bruto.

Los hombres pueden empezar a recibir la pensión a partir de los 65 y las mujeres a partir de los 63. Las pensiones se calculan como un porcentaje del crédito acumulado que consiste en las contribuciones más los intereses. Tienes derecho a toda la pensión si has contribuido regularmente desde los 25 años hasta la edad de jubilación. Existe la posibilidad de recibir la pensión antes de llegar a la edad de jubilación si lo permite la normativa de tu fondo de pensiones.

– Planes de pensiones privados:

El tercer pilar subvenciona las pensiones privadas mediante beneficios fiscales. Las contribuciones se deducen del impuesto sobre la renta y sólo pagan impuestos cuando se cobran. Los intereses no pagan impuestos.

La cantidad a percibir dependerá del tipo de póliza. Hay un máximo para la deducción fiscal por contribuciones que depende del sueldo y de las contribuciones que se hagan a otros seguros y pensiones. Este tipo de subvención a las pensiones sólo existe para los trabajadores.

5. SUECIA

Tres tipos de pensión: dos contributivas, la “inkomstpension” y la “premiepension”. La no contributiva se llama “garantipension” y es para los trajadores sin ingresos o con ingresos bajos. La pensión contributiva se puede solicitar a los 61 años y no existe límite para la edad de jubilación. La pensión no contributiva solo se puede exigir a partir de los 65 años.

La “inkomstpension” y la “premiepension” se financian con las contribuciones realizadas por las empresas y los trabajadores. Se debe aportar un 18,5% del sueldo. Un 16% se destina a la “inkomstpension” y un 2,5% a la “premiepension”. La primera funciona como sistema de reparto en que las contribuciones financian los pagos por prestaciones. La premiepension es un sistema de capitalización en que los trabajadores eligen entre diferentes fondos de pensiones gestionados por entidades privadas.

El promedio de las pensiones en suecia es de mil dólares.

Print Friendly, PDF & Email
%d blogueiros gostam disto: